BIENVENIDA




¡Saludos, familias especiales!
Este blog es para nosotros, las personas que amamos a alguien con capacidades diferentes. Nuestro objetivo es apoyarnos, transmitir experiencias e información, no sólo entre nosotros, sino a toda la población, darnos a conocer con el fin de que nuestros niños vayan siendo cada vez más incluidos en nuestra sociedad en sentido social, económico, legal, cultural, etc.
Esperamos sea de su utilidad, y agrado.

septiembre 01, 2011

NUESTRA VIDA: Los hermanos en una familia especial I Parte

Crecer como hermana de alguien con una discapacidad puede ser algo estresante, solitario y a veces injusto. Pero también puede ser fuente de inspiración y motivación. Los hermanos de niños con necesidades especiales están ocupando cada vez más la atención de las familias y los profesionales.
Una población única, los hermanos de niños con discapacidades, tienen en común muchos sentimientos, preocupaciones y experiencias. Aunque la investigación actual, está, específicamente enfocada en la adaptación y el bienestar de los hermanos de niños con discapacidad no es muy anplia; la investigación que se ha llevado a cabo en los últimos diez años, indica que contrariamente a la idea ampliamente aceptada, que crecer con un niño con una discapacidad, causará con absoluta seguridad, que los otros niños de la familia desarrollen problemas síquicos y de desarrollo, los hermanos de niños con necesidades especiales, a menudo muestran un alto nivel de adaptación y se comportan notablemente bien como adultos.
La información que sigue se divide en cuatro secciones:
La sección 1 - ofrece una revisión básica de los roles que hermanos juegan en el desarrollo mutuo.
La sección 2 - determina los factores involucrados en el ajuste y bienestar de los hermanos de niños con discapacidades.
La sección 3 - examina las experiencias únicas de los hermanos de niños con necesidades especiales.
Finalmente la sección 4 - presenta estrategias diseñadas para apoyar a los hermanos en el hogar, en la escuela y en la comunidad, a lo largo de su vida.
(1) Los términos "necesidades especiales" y "discapacidades" se usan en forma intercalada a lo largo de este escrito.



RELACIONES FRATERNAS

Desde el nacimiento en adelante, hermanos y hermanas juegan roles importantes, en todos los aspectos, en el desarrollo mutuo.
Comenzando en la primera infancia y continuando a lo largo de sus vidas, los hermanos pasarán normalmente más tiempo entre ellos, que lo que pasan con sus padres. Lo característico de las interacciones entre hermanos y hermanas pequeños son las expresiones intensas y desinhibidas del amplio rango de las emociones humanas, desde el amor, el afecto y la lealtad al odio, hostilidad y resentimiento. Las experiencias con ambos sentimientos y comportamientos, positivos y negativos, son una realidad en toda relación entre hermanos.
Esta sección explorará brevemente la naturaleza de las relaciones fraternas típicas, para proveer un contexto dentro del cual se pueden comprender los efectos de la discapacidad de un niño sobre sus hermanos o hermanas no discapacitados.


EL ROL DE LAS RELACIONES FRATERNAS EN EL DESARROLLO

Desarrollo psíquico y emocional.-

Los hermanos a menudo ofrecen la primera y probablemente la más intensa relación de un niño con un igual. Esta relación provee un contexto para el desarrollo social. Por medio de interacciones continuas y a largo plazo, los hermanos se enseñan habilidades mutuamente. De estas interacciones sociales el niño desarrolla una base para el aprendizaje posterior y el desarrollo de su personalidad.
A través de estas interacciones sociales, los hermanos ganan experiencia en la resolución de conflictos, competitividad, rivalidad, compromisos y educación. Este proceso de socialización tiene una profunda influencia sobre la vida del hermano.


Desarrollo de las relaciones con otros.-

La energía de las relaciones tempranas en los hermanos ayudan a establecer las bases del desarrollo social fuera del hogar y de los familiares más cercanos. Las lecciones necesarias incluyen el uso de habilidades con la mediación y una comprensión de las consecuencias de intervenir en una situación, por parte de una persona o en defensa de sus propios intereses.


Enseñanza.-

Los hermanos sirven como sistema de apoyo mutuo único. Sirven como consejeros y confidentes entre sí. Este sistema de apoyo, importante a lo largo de la relación fraternal, adquiere una importancia significativa cuando el hermano madura y deja el hogar. Esta red de apoyo puede continuar durante la madurez. Compartir la información "genérica específica" y otra información cultural puede proporcionar a los hermanos la oportunidad de experimentar los lazos que brindan intereses compartidos que los identifican, preocupaciones y experiencias.


UNA RELACIÓN DE TODA LA VIDA

La relación fraternal, como toda relación de importancia, cambia y se desarrolla con el correr del tiempo, como ocurre también con cada uno de los hermanos (en forma individual). Las relaciones fraternas muestran ciertas características comunes durante cada etapa básica del desarrollo.
Primera infancia
Los hermanos proveen una fuente constante de compañía mutua. De pequeños, interactúan unos con otros frecuentemente. Además de compartir los juguetes, la ropa, los dormitorios, y los padres, los hermanos comparten las experiencias familiares y los acontecimientos de la vida.


Años escolares.-
Los hermanos comienzan a conectarse con personas que no pertenecen a su familia. Para establecer nuevas relaciones, los hermanos ponen en práctica las habilidades sociales que aprendieron del otro.


Adolescencia.-
A través de la adolescencia los hermanos pueden parecer ambivalentes, ya sea a favor o resentidos en sus relaciones con sus hermanos. Sin embargo, recurren a ellos y confían en ellos como confidentes, consejeros, y asesores, particularmente con relación al temas como amistades, presiones de los compañeros, sexualidad y otros problemas.


Madurez.-
Durante la madurez, las relaciones entre hermanos toman nuevas características. Los hermanos comienzan el proceso de dejar el hogar, establecer una vida independiente de sus familiares más inmediatos. Los hermanos jóvenes dan apoyo crítico y estímulo mutuo durante esta fase. Cuando los hermanos comienzan a tener sus propios hijos, hermanos y hermanas, como tíos y tías, pueden proveer una red adicional de cariño y apoyo para unos y otros chicos.


Vejez.-
A una edad avanzada, cuando los niños han crecido y se han ido del hogar, los cónyuges han fallecido, los hermanos proveen nuevamente ese apoyo y esa red social mutua. Se puede restablecer el contacto frecuente, y en algunos casos, los hermanos se mudarán cerca, brindándose compañía en esta última etapa de la vida, de la misma forma en que lo hicieron desde el comienzo de su existencia.

2 comentarios:

  1. HERMOSA PAGINA. CUANDO TENEMOS ALGUIEN ESPECIAL EN LA FAMILIA , SIEMPRE TRATAMOS DE AYUDARLO EN LA INTEGRACION , Y EN ESTE CASO , LOS HERMANOS JUEGAN UN ROL MUY IMPORTANTE. AVECES SENTIMOS QUE NO LE PRESTAMOS TANTA ATENCION POR POSEER TODAS SUS CAPACIDADES; PERO SU MAYOR CAPACIDAD ES LA DE BRINDARLES AMOR A SU HNO O HNA. TODOS SOMOS ESPECIALES CUANDO APRENDEMOS A AMAR Y A INTEGRAR ALA PERSONA CON CAPACIDADES DIFERENTES.

    ResponderEliminar
  2. Así es, es parte de nuestro trabajo en equipo como familia. Gracias Claudia por tu comentario!

    ResponderEliminar

Valoramos tu opinión: